Noticias

Crónicas de los partidos, previas y  actualidad del club

Liberbank-Barcelona

El equipo conquense cayó por 27-30 un auténtico partidazo ante el Barça, un partido en el que no pudo participar finalmente Thiago Alves, sí lo hizo Doldán, que pese a estar más que tocado con un golpe en el pecho, decidió sumarse al partido en un hecho de valentía y de agradecimientos. Así incluso lo definía el médico y presidente del club, Isidoro Gómez, tras el partido.

Un choque que comenzó con tremenda igualdad, con las paradas de Kilian y con una defensa a la que le costaba sudor y lágrimas penetrar al equipo blaugrana, que solo encontraba los huecos por los extremos. En ataque comenzó a aparecer un imparable Dutra, que acabó con 12 goles y que fue una pesadilla para los blaugranas, no se encontraba aún Doldán, que sí acabó apareciendo como se le esperaba y firmó cuatro tantos. Los minutos iban pasando y Cuenca aguantaba, ni Mem veía portería, mientras en la zona de pivote del Barça los codos eran la constante. En el minuto 20 y después de tres perdidas de balón de Cuenca, parecía que los de Xavi Pascual se iban en el marcador y finiquitaban el partido, pero no se rindió el Ciudad Encantada, que empujado por un Sargal hasta la bandera, no se esperaba ni mucho menos que fuera así al ser Miércoles Santo, empujó a los suyos y se llegó al descanso con 14-16.

Segunda parte

En la segunda parte Cuenca pronto puso las tablas a 18 y con ello la ilusión en las gradas, más cuando Vainstein ponía el 20-19 en el minuto 39. Ahí vibró como nunca la gradería local, que pese a las bajas a las que se sumaron Rafa López y Río, acabando Nolasco de central, supieron adaptarse a la situación y creer en ellos mismos. Se le veía nervioso a Pascual y a unos árbitros que se cebaron con las exclusiones de los de casa, aunque los de Lidio siguieron en el partido.

Se sumó a la causa en ataque Vainstein, que no tuvo suerte en la primera mitad y Dutra seguía a lo suyo llegando a los últimos diez minutos con el 23-24, pero una perdida en ataque con gol de Entrerríos, un lanzamiento al palo de Perovic y la ventaja de tres goles a falta de cuatro minutos fue ya demasiado para un equipo que jugó con lo justo, que se supo mantener hasta el final y que le puso complicada la cosa a un Barça que se llevó su octava Liga consecutiva en El Sargal, eso sí, sufriendo una barbaridad. El próximo partido de los de Lidio será el miércoles 11 de abril en Zamora, ahora les toca descansar para seguir soñando con Europa.

Fuente: El Deporte Conquense