Noticias

Crónicas de los partidos, previas y  actualidad del club

Liberbank-Irun

Quizás jugó su partido más completo el Ciudad Encantada, que se impuso con autoridad a Bidasoa Irún pese a las bajas importantes de Pablo Vainstein y Rafa López y con un Thiago Alves que jugó tocado y solo pudo participar en defensa. Por ello, apareció Leonardo Dutra que firmó un auténtico partidazo, por eso El Día de la Bestia, con 10 tantos.

 

Desde el principio se mostraron superiores los locales, con una buena defensa 6:0 donde aparecía por momentos Salinas o Renaud, pero desde la zona exterior, ya que la penetración era prácticamente imposible. El equipo conquense tiró de espectáculo y ahí algunos de los goles en los que Xavi Castro hacía de Laudrup pasando sin mirar y por la espalda y Doldán de auténtico Kiler en seis metros, acabando con cinco goles. Estaba también a un gran nivel Maciel, que de nuevo hizo que la noche fuera más oscura a los extremos como Crowley, que le detenía todos los balones que lanzaba.

Todo iba saliendo según lo previsto y las ventajas llegaban a cuatro goles con el 12-8 del minuto 22. Obligaban esas ventajas a pedir tiempo muerto a Jacobo Cuétara, aunque ni por esas podía con un Cuenca muy enchufado y con un Sargal prácticamente hasta arriba, demostrando que había muchas ganas de balonmano, pues ya llevaban un mes sin jugar en Cuenca.

Se pudo llegar al descanso con 15-11, pero un pérdida de balón en ataque, fue uno de los problemas del Ciudad Encantada en le primer tiempo, hizo que se llegará con 14-12 tras un tanto de Irún.

Segunda mitad

La segunda parte comenzó con errores en ambos equipos, sin anotar en los primeros minutos, aunque fue Cuenca el primero en aparecer para poner el 16-12 e irse de nuevo de cuatro goles en los primeros cinco minutos. Irún no encontraba al pivote y tan solo Renaud era capaz de detener la sangría con su lanzamiento exterior.

Y la mantuvo hasta que la bestia Dutra quiso, porque se pudo a estirar su brazo para demostrar a El Sargal el jugador con el que va a disfrutar esta temporada, le intentaron hacer una mixta, aunque se olvidaron que Cuenca es todo un equipo, y entonces aparecían Sergio López, firmando seis goles, algunos de muy bella factura.

El Ciudad Encantada tenía la victoria en el bolsillo, la afición disfrutaba y tuvieron minutos jugadores como Limonero y Anselmo, que debutaba en Asobal de esta manera, en un encuentro que no olvidará y en el que el Ciudad Encantada se reafirma con 11 puntos, demustra que no es flor de un día y que tiene el pasaporte preparado para soñar. Irá a Barcelona a hacerlo lo mejor posible, pero después llega un calendario más asequible para estar en los puestos de arrriba.

Fuente: El Deporte Conquense