Noticias

Crónicas de los partidos, previas y  actualidad del club

Liberbank

Los de Lidio Jiménez empataron a 26 ante el Anaitasuna en un final para olvidar.

Llegaba el partido histórico, el encuentro que todo el mundo deseaba y el que podía cumplir el sueño de Europa. La Furia recibía a los jugadores conquenses con bengalas y cánticos de ánimo para lograr la victoria.

El choque comenzó de una manera igualada, en la que los porteros de ambos equipos destacaban y eran los visitantes los que ponían las primeras diferencias en el marcador con el 8-11 del minuto 20. A Cuenca le costaba atacar y se mostraban muy imprecisos en las jugadas claves, llegando a fallar tres de los cuatro penaltis intentados en la primera mitad, el último por parte de Perovic con el tiempo cumplido de la primera mitad, a la que se llegó con 9-13.

En la segunda mitad de nuevo cogió las riendas Anaitasuna y se fue de cinco en los dos primeros minutos, todo se complicaba, pero entonces El Sargal y el equipo tiraron de garra para hacer un 3-0 de parcial. Los navarros mantenían la ventaja de dos gracias a los lanzamientos exteriores de Mikel, aunque ya habían perdido a Garza con la tercera exclusión y eso les pesó den defensa, se veía que los de Jiménez se meterían en el choque tarde o temprano porque lo estaban mereciendo con su gran defensa, así ‘Colo’ ponía las tablas desde su campo cuando Anaitasuna jugaba con uno menos y el argentino se veía ganador. Era el momento de ganar, más cuando Vidal puso el 25-23 a falta de cuatro minutos para completar la remontada.

Era el encuentro perfecto, la tarde deseada y Vial lo demostraba con una doble parada a quemaropa, la última Chocarro para que su equipo siguiera teniendo esperanzas. Esperanzas que trajo Doldán con su 26-25, atacaba Anaitasuna pero no lograban marcar y se entraba en el último minuto con ventaja y con posesión, pero un balón en posesión de ‘Colo’ acabó en manos de Anaitasuna, otras veces se pita falta, casi siempre, pero los colegiados decidieron no hacerlo y la redonda la retuvo Thiago, que vio la roja, después la azul y siste metros que transformó Dos Santos, aún hubo tiempo para marcar y ganar, pero el destino no estuvo a favor de Cuenca, que mereció más pero que acabó perdiendo, perdiendo de esta manera también su sueño europeo.

Al fin y al cabo la temporada ha sido muy buena, se ha igualado la mejor posición y el récord de puntos, aunque esto no se valorará hasta dentro de unos días.

Fuente: El Deporte Conquense